El sector de la auditoría de cuentas inició el proceso de recuperación en 2015, según el Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España tras interpretar el informe Situación de la Auditoría en España 2015, que publica el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC). El documento informa que nuestro país cuenta con un total de 20.657 auditores y 1.418 firmas de auditoría. Además, el sector generó empleo directo con más de 2.100 nuevos puestos de trabajo, un 5% más que el año anterior.

A lo largo del 2015, el sector de la auditoría realizó un total de 58.881 trabajos. Las auditoras realizaron 8.006 de estos trabajos a Entidades de Interés Público, cifra que se verá reducida en el futuro como consecuencia de la legislación que entra en vigor este año. La mayoría de las entidades auditadas tenían una cifra de negocios inferior a los 3 millones de euros.

“La auditoría juega un papel muy relevante en el desarrollo económico porque aporta calidad, rigor, transparencia, confianza y valor añadido a la información financiera en un mundo cada vez más globalizado. La sociedad española demanda más transparencia a las instituciones públicas y privadas. El trabajo de los auditores ha permitido, en muchos casos, atenuar las dificultades y clarificar la posición de las empresas en situación comprometida”, destacó Mario Alonso, presidente del Instituto de Censores de Cuentas de España.

A pesar de la reducción en el número de trabajos realizados, la facturación creció ligeramente hasta llegar a más de 634 millones de euros. En este sentido, la facturación de las sociedades se incrementa un 1% y la de los auditores individuales disminuye un 10%. “Hay que seguir insistiendo en la necesidad de ganar tamaño en los pequeños y medianos despachos de auditoría (DEPYMES). Desde el ICJCE ofrecemos servicios para mejorar la gestión interna de estos despachos, que redunden en la calidad y en la competitividad de sus servicios. Además, mediante diversas iniciativas, les apoyamos para abordar procesos de crecimiento y diversificación de negocio, tomando en cuenta las necesidades del mercado actual, y el marco regulatorio de la profesión”, explicó Mario Alonso.

Los auditores dedican más tiempo a los informes

Los auditores dedican más tiempo a los informes a pesar de que cae la facturación por hora y el número de trabajos. La dedicación media por trabajo se ha incrementado respecto al ejercicio anterior, pasando de 161 a 176 horas, en línea con lo que viene ocurriendo desde el inicio de la crisis económica. En cuanto al coste medio horario, continúa la tendencia descendente de los últimos años, siendo más acusado en este último ejercicio dado que pasa de los 66,61 euros en 2014 a 61,11 euros en 2015.

Una de las mejores noticias es que crece el número de profesionales a cargo de auditores en más de 1.000 personas, lo que supone un crecimiento del 8% respecto al año anterior y sitúa este dato en niveles pre-crisis. Esto significa, en contraste con la caída en el número de ejercientes, que la estructura del sector es ahora más piramidal.

Encuesta del ICJCE sobre los servicios que presta

La última encuesta realizada por el ICJCE, sobre los servicios que presta el Instituto a sus asociados, refleja en términos generales una valoración positiva de la labor que desempeña esta institución. En la encuesta han participado más de 200 auditores, de los cuales un 35% opina que los ingresos de su firma pueden crecer respecto a 2015 y un 48% cree que permanecerán como en el año anterior.