Antes que nada, aclarar que una permuta es cuando se adquiere un inmovilizado material, a cambio de activos no monetarios o una combinación de activos no monetarios con un poco de dinero.

Hay dos tipos de permutas:

Permuta comercial:

El bien recibido se valora por el valor razonable del bien entregado, si corresponde también se añadirá una contraprestación monetaria a no ser que:

-El valor razonable del bien recibido sea superior al del bien entregado.

-Se tenga una mejor evidencia del valor razonable que del bien adquirido.

Si no se cumple ninguna de las dos variables, el bien recibido se valorará por su valor razonable.

Otras causas son:

En la operación de permuta se recibe como cobro parcial o se entrega como pago parcial efectivo, u otro activo monetario y dicha contraprestación monetaria es significativa en comparación con el componente no monetario. La configuración (riesgo, calendario e importe) de los flujos de efectivo del bien recibido difiere de la configuración de los flujos de efectivo del bien entregado.

Sí el valor actual de los flujos de efectivo, después de impuestos de las actividades de la empresa afectadas por la permuta se ven modificadas como consecuencia de dicha operación.

Sí la diferencia surgida, resulta importante al compararla con el valor razonable de los activos intercambiados.

Si se puede obtener una estimación fiable del valor razonable de los bienes que intervienen en la operación.

 

Permuta no comercial:

El bien recibido se valora por el valor contable del bien recibido, además de la contraprestación monetaria, con el límite de si está disponible el valor razonable del bien recibido.

Otras causas son:

En la operación de permuta no se recibe como cobro parcial o se entrega como pago parcial efectivo, u otro activo monetario y dicha contraprestación monetaria es significativa en comparación con el componente no monetario. La configuración (riesgo, calendario e importe) de los flujos de efectivo del bien recibido no difiere de la configuración de los flujos de efectivo del bien entregado.

Sí el valor actual de los flujos de efectivo, después de impuestos de las actividades de la empresa afectadas por la permuta no se ven modificadas como consecuencia de dicha operación.

Sí la diferencia surgida, no resulta importante al compararla con el valor razonable de los activos intercambiados.

Si no se puede obtener una estimación fiable del valor razonable de los bienes que intervienen en la operación.